Featured

El próximo equipo de Leonys Martín será …

200776_peoria249910-780x567

Por supuesto que la mejor opción ahora que los Mariners pusieron en DFA (asignación) a Leonys Martin son los Piratas de Pittsburgh. Tienen 7 días para cambiarlo o liberarlo. Nada de esto podría pasar y seguiría hacia las menores. Pero los Pirates necesitan a Leonys y Leonys a los Piratas. Primero porque su jardinero central activo (Starling Marte) está suspendido hasta finales de julio y Martín podría hacer un comité, lo mismo en el central que en el jardín izquierdo. 

Estoy casi seguro que ya el GM Neal Huntington ha llamado a la oficina de Seattle. Pero hay algunos problemas. Martín está cobrando este año 4,85 millones y además los Piratas no se han mostrado muy agresivos con el mercado de altas sumas.

Igualmente, Martín vendría a ser una sombra perfecta en una organización caracterizada en el último lustro por arreglar jugadores. Lo hicieron ya con Francisco Liriano en 2013, en Bradenton Marauders, Clase-A, con un entrenador cubano: Euclides Rojas, y también, recientemente con Juan Nicasio en 2016. Ellos han arreglado talento.

Su prospecto en Triple-A, Austin Meadows, no ha desarrollado con celeridad, y esto podría darle a Martín una opción de redirigirse.

Los Piratas podrían arreglar las inconsistencias de Martín al bate, solo 6 hits en 58 turnos para 111 de AVE, pero 4 robadas ya, y 2 carreras salvadas a la defensa ante de terminar el primer mes.

El valor de Martín se remonta a varios escenarios, los Piratas se debaten en si tomar su contrato o continuar desarrollando a Adam Frazier y José Osuna.

Por lo pronto, su 2.2 de WAR (victorias sobre el reemplazo) del 2016 no lo mantendrá mucho tiempo fuera de los terrenos. Si tuviera que elegir un destino B para el villaclareño ese sería San Francisco, con sus jardineros izquierdos bateando menos de 200 y su central (Denard Span, 200 AVE) en una mala racha y  en declive defensivo.

Freddy Asiel Álvarez deja el equipo Villa Clara

freddy-asiel-vc

“Se pelearon en Guantánamo”, me dijo una fuente confiable desde Cuba sobre una pelea entre Freddy Asiel Álvarez y Vladimir Hernandez, cual Billy Martin y Reggie Jackson.

Freddy Asiel Álvarez dejó el equipo Villa Clara de béisbol en la presente Serie 57. El muchacho vuelve a quedar desorientado en medio de la nada. Al parecer existieron discusiones entre Freddy y la jefatura del equipo, liderado por el manager Vladimir Hernandez.

Freddy (10-1, 2.48 de ERA) estaba proyectado para ser el mejor pitcher de Cuba desde que lanzó un ni hit no run ante Sancti Spiritus en 2013. Lo fue aunque por un tiempo demasiado corto.

Una bronca en Febrero de 2014, afamado duelo desafiante hacia el bate de Demis Valdés devino en una sanción por toda la temporada, solo por enfrentarse ante el ataque de un bate. Esa sanción la considero una de las peores sanciones más ridículas impuestas en la historia del béisbol cubano.

Otro de los dolores del derecho ocurrió cuando fue bajado del equipo Cuba al último Clásico Mundial, con una lesión dudosa que pareció más una excusa que otra cosa.

“Entregó el uniforme” me confirmaron.

Freddy Asiel había lanzado par de salidas de calidad en el inicio de la 57 Serie, pero el bullpen de los Leopardos no le permitió llegar a la victoria. La última salida en Guantánamo fue un desafío que Álvarez dejó con ventaja de cinco carreras.

Habrá que interpretar los hechos ocurridos y quizá las autoridades le permitan al as de 28 años un regreso.

Álvarez fue el héroe de las victorias de Villa Clara en 2013 cuando rompieron su maldición de 18 años y vencieron en la final a Matanzas.

Ojalá vuelva y pueda recuperar su lugar dentro del juego.

Julio Pablo Martínez abandona el béisbol cubano

20883723_10210541010264611_437276668_o

En marzo escribí para este mismo blog que Julio Pablo Martínez tenía los días contados en Cuba. Esta vez, no los tuvo contados en Cuba sino en Canadá. Fuentes más que confiables me señalaron que el prospecto de 21 años esta fuera del sistema de la Can-Am y estará buscando un contrato en MLB.

Desde el día de ayer la ausencia se hizo realidad.

En esta foto se puede ver a Julio en el entorno de agentes y busca peloteros. Otra fuente anónima me expuso, hace un mes, que Martínez había sido llamado por más de 20 scouts, inversionistas, buscones o agentes, en un sigilio constante como búsqueda y provecho del negocio.

El chico enfrenta algunos dilemas como el salir de Estados Unidos hacia República Dominicana, donde el grupo a su cargo ahora deberá entender que la política de firmas de prospectos internacionales ha cambiado tras el Nuevo Convenio de Acuerdos Laborales.

Julio podría firmar por 4.8 millones como máximo a su temprana edad. Por lo tanto, los inversionistas no obtendrán grandes ganancias, a priori, como casos de prospectos a más de 10 millones en sus contratos.

El zurdo fue dejado fuera del roster al Clásico Mundial de Béisbol y si alguien dudaba de la decepción y la pérdida de confianza aquí está la causa y el efecto.

No obstante, él no eligió salirse del escenario del béisbol cubano tras esta incongruencia. Es un síntoma padecido por más de dos décadas y un posibilidad de superación real.

Según me confirmó alguna vez, personalmente, él nunca estuvo decepcionado por esta ausencia al Clásico.

Otro muchacho más fuera de Cuba. Ya aqui no existe el término deserción, desde el mismo exilio de los Gurriel en la prensa cubana se manejó el concepto “abandono”. Ya no importa mucho la palabra que se ponga.

Los Orioles de Baltimore firman al zurdo Raudel Lazo

006 Marlins Mets DEP DS

Raudel Lazo (extraño) no recibió el trato merecido por parte de los Marlins de Miami. Una constante más en los peloteros cubanos con los peces. El salió por la puerta de atrás el 15 de mayo, esta misma temporada, tras ser liberado.

Hace poco, según fuentes, el especialista zurdo llegó a un acuerdo de liga menor con los Orioles de Baltimore.

A sus 28 años, Lazo busca y sigue reposando sus sueños en volver a lo que fue una estadía efímera de MLB con los Marlins en 2015, donde realizó el trabajo y los seguidores quedaron con los deseos de verlo nuevamente.

Esto no pudo concretarse debido a la escasez de posibilidades brindadas y en otra dósis a la salud del pinareño. Lazo es un especialista zurdo de nivel, quien al parecer superó el la fase Triple-A hace algún tiempo no identificado, cuando los rivales sólo le batearon para 244 en todas las menores y lanzó para 2.90 de ERA.

Los Orioles están necesitados de brazos. Él podría retomar su ascenso, el mismo que le posibilitó lanzar más de 21 entradas seguidas sin permitir carreras en el invierno pasado con los Tigres de Aragua, y al mismo tiempo lograr más de 10 holds.

Según fuentes internas, Lazo rechazó varias ofertas en México con la intención de redirigir su sueño que a veces no es llegar a MLB, sino establecerse.

Prospectos cubanos: Julio César González

JCgonzalez

A punto de llegarle la agencia libre, el prospecto matancero de 22 años, Julio C. González alista su mecanismo para impactar en el mercado y conseguir una firma de franquicias de MLB.

El esbelto jugador de 1.90 exhibe buenas manos en el campo corto, coordinación en el movimiento de sus pies, y es versátil, lo que significa que puede jugar todas las bases del cuadro.

González es ambidextro. No jugó mucho en Cuba debido a su juventud, pero su proyección siempre fue ascendente. Bateó línea ofensiva de 215./272./305 con 7 dobles y tres jonrones.

Cree que pudo haber jugado un poco más con Matanzas. “Víctor era muy exigente, pero aprendí mucho con él” expresó González.

Para la próxima semana, González debe tener la agencia libre y estará en un nuevo showcase demostrando la salud de su bate y su gran atleticismo.

“Quiero lograr el sueño de todo el mundo, llegar a Grandes Ligas” dijo González.

Existen algunas franquicias interesadas en el talento del matancero. Algunas de ellas son Oakland, San Diego, Kansas City y Cincinnati.

Su bate luce características como el contacto, la extensión y un adecuado balance. Sin llegar a ser un slugger certificado, González podría ir aumentando su poder con el tiempo y los ajustes debidos en las ligas menores. Su velocidad es por encima del promedio a pesar de su estatura.

Donde vive la derrota sin aprender de ella

TOKIO-CUBA CONTRA JAPON-IV CLASICO MUNDIAL DE BEISBOL

Alguno de nuestros entrenadores o scouts (si existen) sabe cuanto batea Tetsuto Yamada ante zurdos? O ante lanzamientos rompientes? No se escucha ni siquiera un eco.

Harto de análisis como el equipo unificado, la emigración, el desnivel de la liga Cubana o las contrataciones, los veteranos, los lineups; hoy Cuba pudo ganar el partido en el terreno del Tokyo Dome. Solo demostraré que no se pudo ganar porque el pensamiento de hoy es el mismo que el de hace cuatro años, personificado en otro manager, en otra dirección con la misma idea abstracta de concebir el béisbol.

Hace 4 años ante Holanda en la segunda fase, Cuba perdió con Gurriel, Abreu, Tomás, Arruebarruena, Iglesias, Heredia, José Miguel Fernández o Andy Ibáñez. Era el mismo partido:

1-Se perdió dos veces una ventaja en el mismo juego

2-Trabajaron abridores como relevistas y relevistas como abridores

3-La defensa no salvó carreras

4-La ventaja llegó por fly de sacrificio

5-No existió especialización en el relevo.

Cada derrota cada año duele más. Pero la derrota es el mejor vehículo de la victoria, y Cuba no ha aprendido de las derrotas. Se ven aspectos exteriores al juego que no permiten el aprendizaje. Como hacer a los lanzadores tirar strikes de calidad?

Alarcón no podía defender los lanzamientos salvajes de Yera y Frank Camilo sufrió dos estafas en 2013 vs Holanda, incluso una en tercera base.

Primer, segundo y tercer bate hoy de 12-0, un hueco semejante en la alineación de 0 BB/10 K. Pero donde duele la derrota es en la desunión de factores. Lo que pudo haber sido se mezcla con la línea delicada de lo que no será. Cuba pierde en lo más profundo que parece lo sencillo.

Los lanzadores asiáticos tiran 90 strikes en 130 lanzamientos, y entre Baños, Yera y Lahera lanzan 96 en 160. Hoy Cuba perdió por la falta de strikes de calidad. Conté, tal vez, 40 entre ellos 22 de Baños.

Carlos Martí no entiende sobre bullpen. Especialista zurdo, derecho, ángulos diferentes de salida, no? solo abridor, intermedio y cerrador.

Como siempre, luego de la derrota la búsqueda de asesinos y culpables. Pero en el interior de las cosas, el núcleo de perder continuará viviendo en el pensamiento.

He pensado, incluso, que Cuba debería tener otra dirección. Otro manager. Otra funcionalidad. Porque año tras año se repiten los mismos errores en jugadores iguales o desiguales. Porque una vez al tiempo dejamos de saber de béisbol. Dejamos de ignorar un juego esotérico donde se esconde su verdad lejos de la experimentación. Dejamos de poseer la ética y la enseñanza cuando nuestros managers (Martí a Yera) sustituyen a los lanzadores y ni siquiera les explican la falla que los hace irse del box, porque ni siquiera ellos las conocen.

Dejamos el síntoma y lo hicimos enfermedad incurable. Olvidamos que el mejor outfielder de Cuba se quedó en Cuba (J.P. Martinez), 2.2 de WAR tras el emigrado Luis Robert Moirán (3.4). Y también dejamos que los dirigentes (Higinio Vélez) vieran los juegos desde la banca, como si a ello se aplicará alguna duda simbiótica.

Pasamos al nivel donde la derrota no conmociona ni sorprende. Donde ahora solo aburre. La victoria está en Marte y a la vez, en la próxima base. Los hilos que dividen eso, se hallan en un tiro certero, en la bola que debió caer en un centímetro de la tierra y no en la tierra, en comenzar con el primer strike o en tomar algún boleto y correr y batear en dirección.

En que las personas que deben pensar piensen algo diferente. Salirse de la apuesta normal, el libro esperado. No lanzar tan alto con hombres en bases o dejar caer una pelota en foul cuando puedas agarrarla y no lograr el out en home. Parecen muchos errores, pero es solo uno.

 

 

Julio Pablo Martínez tiene los días contados en Cuba

julio-pablo-martc3adnez2

Para el IV Clásico Mundial de Béisbol (WBC), la Federación Cubana de Béisbol (FCB) hizo un equipo Cuba para “no ganar” y otro para perder.  En el que pierde, tienen a Julio Pablo Martínez, tal vez el jardinero más talentoso y maduro del país a esta hora. Ellos no eligieron llevarlo, privilegiando un equipo viejo, lento, de improbable embasamiento y con la tendencia a bateadores derechos en un lineup que no construirá carreras por un año más.

¿Donde queda Julio Pablo Martínez? En el limbo.

“En Dominicana lo quieren a toda costa” dijo una fuente anónima.

El jardinero zurdo tomó 58 boletos en toda las fases de la temporada 56 del béisbol cubano. Entre Victor Victor Mesa y Yoelkis Céspedes, dos guardabosques del roster para el WBC solo coleccionaron 35.

Martinez tiene un mejor entendimiento de la zona de strike, disciplina en home y mejor contacto que ambos. Para colmo es un defensor por encima del promedio, con aceptable brazo y superior desplazamiento. Sólo cometió dos errores en 580.1 innings, superando también a Mesa y Céspedes.

Entonces, ¿por qué no está? ¿Inexperiencia?

El participó en el Premier 12 de Noviembre “2015” compartiendo el jardín central con Yuniesky Gurriel. A pesar de sus desajustes en home, hace dos años, dejó huellas de contacto y velocidad.

Ahora la FCB, Carlos Martí, Higinio, Tony Castro o el que sea, han armado un equipo de oficina de aire acondicionado, me imagino en la sala del Latino. Ahí destacan figuras rescatadas con un último respiro y novatos que han visto 67 envíos, a lo sumo en torneos internacionales. Roel Santos al parecer le ganó el puesto a Martínez, aunque en otro contexto era mejor pensar en un 1-2 de zurdos formado por ambos.

Pocos han entendido este dato: la disciplina en home. Según el portal GIIB en su cuenta de twitter, los bateadores cubanos hicieron swing al primer lanzamiento el 37% de las veces en la pasada Serie del Caribe. Fueron líderes. Además fueron líderes en promedio de average en esas situaciones con (207).

Alfredo Despaigne falló al primer lanzamiento con rolling a tercera en la primera entrada de la semifinal México vs Cuba. De allí salieron los que decían que es cuarto bate y que tiene que impulsar. Pero impulsar o entregar un out que valió una carrera. Quien aprecia el juego sabe que el envío estaba fuera de la zona, abierto, con el cual no se puede desarrollar un swing de calidad.

Al final la historia de la confección de equipos Cuba sigue desplazando jugadores de Cuba. Julio Pablo Martínez con solo 20 años mira el horizonte cuando las circunstancias lo superan.

Solo dejo aquí una pregunta en el aire que quisiera comentaran, leyeran, me preguntarán o se preguntarán.

¿Después de este IV Clásico Mundial de Béisbol que motivación tendrá el beisbolista cubano?

Ustedes mismos se responden.