Linares y Betancourt ganan en México con las Águilas de Mexicali

c3ubnfluoaa7lyk-1200x600

Las Águilas de Mexicali se hicieron campeones anoche tras derrotar a Los Cañeros de los Mochis 13×1 tras 18 años de espera. Era el sexto juego de la final en la LMP (Liga Mexicana del Pacífico). Allí dos cubanos fueron los diamantes ofensivos del campeón con 9 impulsadas de 13 entre los dos. Aquí es cuando vuelvo a repetir que no toda la emigración de béisbol cubano es triunfar en Grandes Ligas.

En la parte baja de la tercera entrada Yordanys Linares empató el juego a una carrera, cuando en 0-0 pegó línea deslumbrante por el jardín derecho a una recta (91 mph) de Manny Barreda. Este lanzador simplemente había sido el mejor durante todo el invierno mexicano con 2.20 de efectividad. A su llegada al banco, lo esperaba con abrazo otro villaclareño ex-grandes ligas Yuniesky Betancourt, con el que no coincidió jugando en Cuba pero sí ahora en México.

Es increíble, a veces, como tantos cubanos han firmado contratos con equipos de MLB y Linares de 27 años, todavía está a la espera. Aunque no sea un corredor estelar ni tome muchos boletos en home, su swing tiene valor y produce extrabases. Él estuvo perfecto en el juego de anoche de 3-3, remolcando otras dos en la quina ante Jesús Verduzco, zurdo que trajeron para dominarlo y le conectó hit al center field.

El otro héroe de la noche fue Yuniesky Betancourt. Rikimbili con 34 años, cumplirá 35 en dos días, impulsó seis, esta vez con turnos de calidad empujando dos en sacrificios de flys y una apabullante linea por el izquierdo con bases llenas.

Betancourt tuvo un inicio lento que fue tomando fuego cuando las gargantas se anudan en playoff. Su postemporada fue asombrosa con 18 impulsadas, casi las mismas de la temporada regular (21) con 292 de AVE y cuatro jonrones. Pero aquí, lideró a los bateadores con siete dobles, 18 remolques y 349 de AVE. Él ya fue pieza clave en la Serie del Caribe pasada titulado campeón con los Venados de Mazatlán.

Otros dos cubanos también se hallaban en esta final con el equipo rival: Juan Carlos Linares y Yosmany “El Congo” Guerra quien fue el lider en boletos del circuito con (41) en especial campaña con los Mayos de Navojoa y luego en calidad de refuerzo.

El MVP de la final fue el as derecho de Mexicali, Héctor Velázquez con dos victorias en la final, 13 innings y 13 ponches. Las Águilas tuvieron que esperar 18 años, la última vez en 1998 bajo el mando de Francisco Estrada.

El misterio de Frank del Valle Arrebato en Puerto Rico

frank-del-valle-arrebato

Como hecho sensacional de esta semana en las Ligas Invernales he seleccionado a Frank del Valle Arrebato. El ex-industrialista y Metropolitanos de 26 años sigue su advenimiento de maravillas en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico “Roberto Clemente”. Pero, ¿hasta qué punto? ¿Es del tipo de beisbolistas subestimados? Si. Ni siquiera el sitio baseball-reference lo tiene registrado con los Cangrejeros de Santurce en 2015.

Este año volvió a repetir la estancia, y con una marca difícil de ser superada. El zurdo lleva exactamente 23 innings consecutivos sin permitir carreras en las dos últimas post- temporadas del béisbol boricua.

En 2015 lanzó 14.1 innings en la postemporada sin conceder carreras, con dos victorias, 11 ponches y 0.61 de WHIP. El pasado miércoles 18, del Valle volvió al box con los Cangrejeros y volvió a lanzar en blanco. Fueron sólo 3.2 innings y acumula ahora 8.1, que sumados a su 14.2 del 2015, hace 23 entradas completas.

Ahora Santurce se halla detrás en el playoff final (4 vs 3) ante los Criollos de Caguas liderados por Rusney Castillo.

Al parecer la zona de confort de Frank del Valle está en Puerto Rico. Durante la temporada pasada él no pudo inscribir los mismos números en Ligas Independientes. Entre Sussex County Miners (Liga Canadiense) y Joplin Blasters (American Association) posteó (1-4, 5.98 de ERA) en 46.1 innings.

En este invierno la realidad ha vuelto a distorsionarse, y Del Valle ha puesto otra sólida temporada entre relevos cortos y apariciones como abridor. El habanero lanza en total para (2-2, 1.67 de ERA) y solo le batea el oponente para 219 de AVE.

Frank del Valle necesita encontrarse a sí mismo en otras ligas. Él podría volver a firmar un contrato de liga menor con alguna franquicia de las Mayores. O tal vez, siga mejorando su calidad y otras ligas como la de Verano de México o las Independientes le permitan volver a rehacer su carrera.

Hasta el momento, es como un triángulo de las Bermudas en Puerto Rico. Solo necesita llevarlo a otras tierras.

 

Henry Quintero firma con los Bravos de Atlanta

henry

El camagüeyano Henry Quintero llegó a un acuerdo con la organización de los Bravos de Atlanta. Esta misma tarde pasó el examen médico y ahora el talento de 22 años se alista para comenzar una nueva aventura como profesional.

Quizás por estar en un terreno de subestimación, Quintero no era de los talentos salidos de Cuba en 2015 más conocidos. Sin embargo, sus herramientas hacen pensar que en un futuro no lejano podría escalar por la rampa de las ligas menores hasta lo inimaginable.

Es rápido, en una escala de 60/80, posee versatilidad para jugar lo mismo en el interior que en los jardines. Su swing es más balanceado hacia el contacto que al poder, lo que permitirá que alcance un notable volumen de extrabases.

Quintero firmó un contrato bajo restricciones al no pasar de las 5 Series Nacionales en Cuba (solo jugó en dos 53/54) ni de 23 años. Lo términos del contrato aún no han sido revelados.

Tuvo muy poco juego en la Liga Cubana como para emitir un juicio correcto sobre su talento. Dejó linea de 223/274/325 en 57 juegos donde conectó 5 dobles,3 triples y 2 jonrones. Los Bravos de Atlanta piensan explotar su velocidad inicialmente colocándolo en los jardines.

Este jugador es ahora mismo una opción interesante de talento. Los saltos de calidad dentro de las menores se reducen a procesos de etapas de aprendizaje.

“He ido entrenando muchas cosas como la forma de pegarle a la bola las técnicas y otras muchas cosas que no sabíamos en Cuba” le dijo a baseballheart.

Todo es ahora un mundo nuevo y desconocido para Henry Quintero. Necesita la adaptación y una saludable zona de confort para que su talento explote. En mi caso creo, que aunque me equivoque en el futuro, él llegará algún día a Grandes Ligas.